Extendiendo la labor de Sudán a la hora de defender el valor de  la paz y no la guerra, para dar curso a la salida  del diálogo nacional,  y permitir a los movimientos rebeldes  unirse a la paz y proceso de reconciliación nacional , el Presidente de la República del Sudán, Omar Hassan Ahmad Al-Bashir, emitió el  Decreto presidencial  Nº 479/2017 declarando la extensión del alto el fuego en todos los escenarios  de operaciones en el país, hasta el 31  de octubre de 2017.

Con este nuevo paso, Sudán pretende que la comunidad internacional cumpla con sus responsabilidades ejerciendo cierta presión sobre los movimientos y grupos armados sudaneses en Libia y Sudán del Sur, e incitarlos  a unirse seriamente al proceso de paz y no poner obsátculos ante las negociaciones de paz.

Sudán espera también, que la comunidad internacional cumpla con sus obligaciones promocionando proyectos de desarrollo y apoyo a la reconstrucción, en la Región de Darfur para que pueda gozar de paz y estabilidad.